Hacer una buena gestión de links puede ayudarnos al posicionamiento web

Quienes tienen una página web o un blog en Internet luchan constantemente con el posicionamiento en los motores de búsqueda, específicamente en Google que es el más conocido a nivel mundial. Sin embargo, hay factores que se deben conocer y manejar para hacer un buen SEO.

Al día de hoy existen alrededor de 200 factores que pueden afectar nuestro SEO, entre ellos destacan la autoridad y antigüedad del dominio, buena configuración de los metadatos, optimización para carga rápida, pero de la que hablaremos hoy será sobre los link que perjudican nuestro posicionamiento.

Enlaces rotos

Este es uno de los principales factores que puede perjudicar a nuestra página. Al tener dentro de nuestras secciones enlaces que ya no estén vigentes los bots que se encargan de evaluar nuestro sitio de una vez otorgan una mala valoración a nuestro portal.

Y aunque en la mayoría de los casos no somos quienes manejamos los link de otros y no es nuestra responsabilidad que los hayan cambiados, si lo es que estemos vigilando constantemente que estén vigentes.

Links Dofollow y Nofollow

Para agradar a Google y a sus bots tenemos que hacer que nuestro contenido sea natural y original, esto hará que mejore notablemente nuestro posicionamiento. Por eso hay que evitar siempre que sea posible que los link entrantes de nuestras web sean Dofollow. Para poder conseguir enlaces Nofollow de manera óptima y sin que Google sospeche que estamos tratando de posicionar la página de manera no natural es haciendo comentarios de calidad en otros blogs.

Links de calidad

Más es menos, por eso evitemos sobrecargar nuestro sitio con muchos links que tal vez son de baja calidad por el contenido que conllevan. En ese sentido, tratemos que todos los links que llevan a nuestra página sean de páginas de reconocida reputación. Igualmente debemos tener cuidado y ser lo más natural posible para que Google reconozca un buen SEO.

Enlacemos correctamente

Jamás enlacemos nuestro sitio web con otros que no tengan que ver con la actividad que nosotros ejecutamos. Por ejemplo si tenemos una página de deportes entonces la vinculemos con otra que tenga que ver con temas de belleza. Google tomará esto como spam y penalizará nuestro posicionamiento.

El marketing digital y la Inteligencia Artificial son las herramientas del futuro

La Inteligencia Artificial es un proceso en el cual un sistema o máquina simula el razonamiento y los procesos de inteligencia humana. Estos complicados procesos, que hasta hace unos años eran complicados de entender y simular, ya están a la vuelta de la esquina e incluyen los procedimientos más básicos e instintivos de la humanidad como el aprendizaje, el razonamiento y la autocorrección.

Y aunque aún la Inteligencia Artificial está en fase prueba y desarrollo en cualquier momento será incluida en actividades cotidianas que hoy conocemos y que hasta el momento ejecutan seres humanos a través de herramientas de análisis.

Marketing digital y la Inteligencia Artificial

El uso de esta nueva tecnología dentro del mundo del Marketing es una herramienta que se volverá muy poderosa, pues ayudará a dar respuestas rápidas a los consumidores y de manera personalizada, anticipando posibles escenarios gracias al historial de búsquedas, comportamiento y compras del usuario.

La idea  es que la inteligencia artificial sea capaz de entender y comprender gustos y preferencias del cliente.

Además esta información nos ayudará a generar más tráfico en redes sociales y páginas web al mejorar el alcance, lo que atraerá un número significativo de nuevos clientes con el fin de aumentar las ventas.

Todo este sistema tecnológico se podrá implementar para mejorar el marketing de contenidos, optimización SEO, Inbound Marketing, así como como para desarrollar campañas que sean verdaderamente relevantes para los consumidores.

La idea es que la tecnología nos apoye en el conocimiento que tenemos sobre los gustos, las tendencias, deseos y expectativas de nuestros clientes con el firme objetivo de establecer una segmentación idónea que me mejore la eficiencia enfocada en cada cliente.

Un ejemplo claro de esto son las inversiones monetarias que empresas grandes como Google, IBM, Amazon y Facebook están haciendo para investigaciones en Inteligencia Artificial.

Y aunque hasta el momento la atención personalizada sigue siendo la mejor herramienta para brindarle al usuario respuestas acordes a sus demandas, en cualquier momento esta tendencia cambiará y será suplantada por una máquina capaz simular a un ser humano.