Marketing digital experience

¿Cuánto cobrar por una campaña de marketing?

Muchas veces cuesta cobrar por el trabajo ¿Que precio poner?¿Cómo decidir ese precio? 

Es normal terminar regalando el trabajo por miedo a poner un precio muy elevado. 

Sin embargo, a pesar de tener inseguridad a la hora de cobrar por el trabajo, es imprescindible que un profesional sepa controlar sus limitaciones para poder vivir de su negocio. 

Eludir la responsabilidad de poner valor a tus servicios es un impedimento para lograr los objetivos de tu negocio. La consecuencia más inmediata será estar a merced del cliente sin tener el control de tu propio negocio. 

Uno de los mayores miedos en el momento en el que hay que decidir la remuneración es que los clientes se vayan cuando les digas el precio. 

En fundamental hacernos esta pregunta. ¿Qué clientes son esos que se van cuando les cobras? Determinar cuales son estos clientes es el primer paso para obtener la tranquilidad necesaria para cobrar. Debes saber que estos clientes no son buenos consumidores y no merece la pena tratar de retenerlos. 

Los clientes que solo quieren regalos y no desean seguir con el servicio solo son curiosos. 

 

El marketing digital.

 

Cobrar por un servicio es mucho más difícil que cobrar por un producto. El producto es algo tangible y, generalmente, su valor es más reconocido socialmente. Por otro lado, el servicio no es tangible y muchas veces puede ser desvalorizado. 

El marketing digital es un servicio que no se ve de un día para el otro. El trabajo de los marketers es un proceso y no todos los clientes pueden entender que los resultados no son inmediatos. 

Antes de saber cuánto cobrar por el servicio de marketing digital tenes que saber todo sobre el mismo. Te recomendamos que veas nuestro video de Marketing Digital Experince: “Todo lo que tenes que saber sobre el marketing digital”

Cobrar por marketing digital implica tener en cuenta muchos factores:

  • El tiempo de dedicación:

    Este es uno de los factores más difíciles de valorar. Es muy común que este sea uno de los servicios que más se tiende a regalar. Cobrar poco por el tiempo de dedicación es una de las principales razones por las cuales un trabajo no es rentable a largo plazo. 


  • Valoración de la antigüedad:

    El tiempo que llevas haciendo tu trabajo determina tu experiencia y, aunque muchos crean que no, la experiencia vale. Es importante dejar de lado los prejuicios. 


  • El equipo de trabajo utilizado:

    No es lo mismo presupuestar un proyecto que requiere de un equipo de diez personas y otro, en el que solo hay implicada una. También hay que tener en cuenta que no es lo mismo si trabajas con un equipo de personas contratadas con un salario fijo en tu empresa o si necesitas personas externas, tercerizadas o freelancers. El costo de los externos tiende a oscilar con más facilidad y eso debe estar reflejado en tus precios.


  • El tipo de cliente:

    Es muy importante tener en cuenta la metodología de trabajo de un cliente a la hora de generar su presupuesto. Hay clientes que solo requieren 30 minutos o 1 hora para hacer una reunión productiva. Mientras que hay otros que implican largas charlas en las que cuesta cerrar todos los temas necesarios. En este último tipo de reuniones suelen aparecer factores que impiden el avance como las personas que no se ponen de acuerdo o los retrasos.

Si el cliente es rápido y eficiente se le puede plantear un precio más bajo que el de uno que no lo es. El precio será acorde al comprador. 

  • El presupuesto del cliente:

    Muchas veces se suele tener en cuenta solo la cotización que maneja el marketer. Sin embargo, es importante también saber el presupuesto que está dispuesto a pagar el cliente. Aunque no siempre debemos guiarnos por él, es un elemento que se puede considerar. Es muy usual que los clientes tengan muchos objetivos que cumplir y poco dinero para implementarlo. De esta manera, es crucial, tener la habilidad de valorar de manera sincera tu propio servicio y plantear las opciones que se pueden lograr con el presupuesto dado. na opción es plantear un plan ajustado a su presupuesto donde se le indica al cliente qué objetivos se van a alcanzar y cuáles no, y por otro lado, plantear un plan más extenso con el que se alcancen plenamente todos los objetivos pero con un presupuesto superior en el caso de que esté dispuesto a modificarlo. 

Dando razones bien argumentadas es posible que el cliente reconsidere los precios y aumente su presupuesto. 

  • Los objetivos:

    Los objetivos a los que el cliente planea llegar son la base para generar la estrategia de marketing más adecuada. Por lo tanto, los objetivos deberán ser acordes a la valoración del plan. 


  • Los recursos necesarios:

    Sin tener en cuenta el capital humano que ya fue cotizado en uno de los puntos anteriores, es preciso tener presente que los recursos como las herramientas de marketing pagas deberán ser cotizadas también.

¿Cuánto cobrar por las campañas?

 

Las campañas digitales son acciones que genera el marketing digital a través de las cuales se establecen objetivos publicitarios a lograr. El enfoque que normalmente se les atribuye es el de impulsar una marca aumentando las visitas, interacciones, contacto, tráfico e ingresos de la empresa. Las campañas influyen en la decisión de compra del público objetivo al que se apunta. 

También se pueden utilizar las campañas digitales para objetivos más específicos como por ejemplo, posicionar una marca, cambiar su imagen u obtener nuevos consumidores y fidelizarlos. 

Puedes aprender todo lo que quieras sobre campañas con los cursos de Marketing Digital Experience. 

Es fundamental recordar que las campañas digitales son muy cambiantes. Siempre deben adaptarse a los cambios de la era digital. En tanto estemos conscientes de estos cambios, las posibilidades de tener éxito serán mucho más probables.

Las campañas digitales son una manera de posicionamiento paga. Es por eso que a la hora de elegir su precio, se considerarán dentro de la categoría de recursos utilizados. 

Existe diferentes tipos de campañas como por ejemplo:

  • Google Ads: Google Ads también conocido como Google Adwords es un servicio que brinda Google. Este servicio debe ser abonado y sirve para generar campañas. Las campañas de Google Ads pueden aparecer en dos lugares. El primer lugar es en los resultados de las búsquedas. Cuando alguien busca algo en Google, es muy normal que le aparezcan anuncios en los primeros resultados. Estos anuncios vienen desde Google Ads. El segundo lugar donde se pueden encontrar estos anuncios es dentro de páginas webs en forma de banners. 
  • Facebook Ads: Facebook DPA (o Dynamics Products Ads) es una herramienta que brinda Facebook. Con la utilización de esta herramienta paga se le permite al anunciante montar varios anuncios dentro de uno solo creando un anuncio en forma de video. Los anuncios dinámicos ayudan a captar más fácilmente la atención de los usuarios ya que los productos se destacan más. 

Si estás buscando una agencia de Marketing Digital que te brinde el servicio de creación, potenciamiento y manejo de campañas, MKT Marketing Digital es la mejor opción. Contactanos en nuestra página web o visitanos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Compartir este post

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Artículos relacionados

© 2020 – MKT Marketing Digital